La sorpresa del príncipe Laurent de Bélgica a un vendedor ambulante: "Pensé que era una broma"
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BELGA

La sorpresa del príncipe Laurent de Bélgica a un vendedor ambulante: "Pensé que era una broma"

Marc De Meier es un conocido vendedor ambulante de cuchillos y otros peladores de verduras en los mercados de Flandes al que el príncipe vio en un vídeo de YouTube

placeholder Foto: El príncipe Laurent de Bélgica, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Laurent de Bélgica, en una imagen de archivo. (EFE)

Las noticias sobre el príncipe Laurent de Bélgica suelen estar rodeadas de polémica. Su hermano, el rey Felipe de Bélgica, y el resto de la familia real están, muy a su pesar, acostumbrados a las salidas de tono de Laurent.

Asistir a una ceremonia en la embajada de China sin el permiso de Palacio, hecho que le ha costado una multa impuesta por el Gobierno; un comportamiento poco respetuoso en público durante el Día de la Fiesta Nacional, cuando no dudó en ponerse a hablar por teléfono ante la atónita mirada de los presentes, o incómodas declaraciones sobre el enfrentamiento entre él y sus padres y hermano son solo algunos ejemplos.

Foto: El rey Felipe de Bélgica, en una imagen de abril. (EFE)

El príncipe Laurent parece ir por libre y esta vez lo ha vuelto a demostrar, aunque en este caso en un asunto algo más amable y divertido.

Marc De Meier es un conocido vendedor ambulante de cuchillos y otros peladores de verduras en los mercados de Flandes. Un transeúnte grabó un vídeo que se hizo viral en YouTube. Marc De Meier se ha convertido en la estrella del mercado por sus bromas, su manera de vender y su acento de Amberes, que se ha convertido en toda una sensación en redes sociales.

El príncipe Laurent vio el vídeo y cayó rendido ante los pies de este vendedor. "He visto el vídeo de Marc al menos cien veces. ¡Y sigo riéndome! Tenía planeado visitarlo en el mercado”, confesó en 'HLN'.

Las medidas sanitarias no han permitido al príncipe Laurent poder visitar a Marc: “Desafortunadamente, no está autorizado para hacer presentaciones en el mercado en este momento, pero aun así quería animarlo”, explicó el hermano de Felipe de Bélgica, quien, ante esta circunstancia, decidió ponerse en contacto con el vendedor a través de una llamada telefónica.

placeholder El príncipe Laurent, en el Salón del Automóvil de Bruselas en 2016. (EFE)
El príncipe Laurent, en el Salón del Automóvil de Bruselas en 2016. (EFE)

Marc, impactado por la llamada del príncipe, contaba así la anécdota: “Primero, alguien del círculo de amigos del príncipe me llamó para decirme que Laurent era un fanático de mi trabajo y mi estilo y que definitivamente vendría a visitarme al Vogelmarkt”. Las condiciones sanitarias no lo permitieron, por lo que Laurent acabó llamando a Marc. A mediados de enero, este recibió una llamada procedente de un número anónimo. Era Laurent, pero Marc pensó que era un imitador: “Cuando el príncipe me llamó, al principio no creí que fuera él. Pensé que era una broma de algunos compañeros”, contó el vendedor.

Pero la llamada fue confirmada por un colaborador del príncipe, quien no dudó en organizar con Marc una reunión en Sint-Niklaas. “Cuando todo resultó ser cierto, no supe si esconderme avergonzado o brillar con orgullo. Estoy muy orgulloso de que el verdadero príncipe Laurent sea un fan de mi dialecto de Amberes", confesó Marc.

placeholder El príncipe Laurent de Bélgica, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Laurent de Bélgica, en una imagen de archivo. (EFE)

Con este gesto, el príncipe Laurent no solo ha pretendido acercarse a alguien a quien admira, sino que ha querido mostrar su apoyo a sectores muy castigados por la pandemia, como el de los vendedores en mercados o el sector cultural . "Llevan estancados casi un año. La cultura está muy cerca de mi corazón y espero sinceramente que después de las vacunas podamos volver a disfrutar de las actuaciones y exposiciones”, dijo el príncipe.

Laurent de Bélgica
El redactor recomienda