Los viajes de Iñaki Urdangarin a Bidart para preparar las vacaciones de su familia
  1. Casas Reales
IRÁN EN AGOSTO

Los viajes de Iñaki Urdangarin a Bidart para preparar las vacaciones de su familia

El marido de la infanta Cristina, que cuenta con permiso judicial para viajar al extranjero, ha estado al menos dos veces en la costa francesa, a donde irá con su familia en verano

Foto: Iñaki Urdangarin y su madre, Claire Liebaert, en Bidart. (Gtres)
Iñaki Urdangarin y su madre, Claire Liebaert, en Bidart. (Gtres)

En los últimos años, la vida de los Urdangarin de Borbón dio un vuelco absoluto. La entrada en prisión del ‘pater familias’, Iñaki Urdangarin, lo cambió todo. Se cancelaron todas las tradiciones familiares hasta el punto que ni la infanta Cristina ni su suegra, Claire Liebaert, ni ninguno de sus cuñados volvieron a pisar Bidart para las vacaciones estivales. Hasta ahora. En régimen de semilibertad, sin tener que dormir ya en la cárcel, el exduque de Palma ha vuelto a sus costumbres y con él toda su familia.

Según ha podido saber Vanitatis, Urdangarin ha viajado varias veces en las últimas semanas a Bidart, en el País Vasco francés, para poner a punto la casa en la que toda su familia solía pasar parte del mes de agosto y a la que volverán este año.

placeholder Iñaki Urdangarin, a su salida del despacho de abogados en el que trabaja. (EFE)
Iñaki Urdangarin, a su salida del despacho de abogados en el que trabaja. (EFE)

El año pasado, Urdangarin pidió al juez que le permitiera pasar algunos días de sus permisos en este municipio francés, algo que le fue denegado. Este año ya se encuentra en tercer grado, con la única obligación de tener que ir a prisión un día a la semana para firmar y, con la aprobación de la juez de Vigilancia Penitenciaria para poder viajar al extranjero, Urdangarin pasará parte de su verano en Bidart, como en los buenos tiempos. De hecho, ya ha viajado a Ginebra en varias ocasiones.

Foto: Iñaki Urdangarin. (Getty)

Es en el País Vasco francés donde los siete hermanos Urdangarin y su madre pasan sus veranos desde siempre. Como la reina Sofía en Mallorca, Claire Liebaert se encargó de tener un lugar en el que poder reunir a los suyos cada año. La casa de la matriarca está cerca de la playa y es una construcción blanca, de dos pisos, típica de la zona. Allí, la hermana de Felipe VI y su familia hacen vida de pequeños burgueses, alejados de las costumbres aristocráticas de los Borbones. Vacaciones más cercanas a las de un trabajador que a las de un rey.

Visitas a Emiratos

Lo más probable es que este año, como han hecho casi cada mes, la infanta Cristina y su hermana Elena viajen a Emiratos Árabes en algún momento a visitar a su padre, quien el próximo 4 de agosto cumple su primer año fatídico como residente en el extranjero.

Antes o después, se espera que la hija mediana de los Reyes eméritos se reúna con sus hijos, su marido y su familia política en Bidart. Puede que también acuda la infanta Elena, que suele acompañar a su hermana algunos días de visita en la costa francesa.

Foto: La infanta Cristina en una imagen de archivo. (Getty)

Nada de lujos, eso sí, envuelven estas vacaciones. Cargados con sillas de plástico, sombrillas y todos los útiles necesarios, la familia suele ir a la playa en pandilla, con hermanos y sobrinos por doquier. Por la mañana clavan el parasol en una de las siete preciosas playas que tiene Bidart, un luminoso pueblo del Atlántico.

Largas, de arena fina, muchas olas y poca profundidad, son perfectas para acudir con niños. La familia practica deportes acuáticos como el bodysurf, la modalidad más sencilla de surf, en la que se apoya el cuerpo entero en una tabla corta y se ‘vuela’ sobre las olas, muy codiciadas por estos lares.

San Juan de Luz, no Biarritz

Otra modalidad deportiva, mucho más ‘plebeya’, son las palas en la arena. Con el tic-toc de la pelota pasan la jornada, jugando con los hijos y los sobrinos de Iñaki. Porque los Urdangarin Liebaert acuden a la zona en grupo, juntos, como la familia tradicional que son. Mikel, su único hermano varón, tiene incluso un apartamento en la zona. En San Juan de Luz, un bellísimo pueblo muy cercano también al aristocrático Biarritz.

Foto: Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina en Bidart en una imagen de archivo (Gtres)

En Bidart se convierten en una familia casera, de poco salir y mucha comida juntos. Alguna vez se les ha visto por locales de la zona, como La Tantina de la Playa, un restaurante de pescado fresco situado en la Plage du Centre, la más concurrida de Bidart, lejos de la masificación de otros pueblos costeros. En la playa de Parlementia, algo más alejada, han sido vistos comiendo en el Bleu Blanc Jaune, un chiringuito de comida sencilla.

Pocas salidas

A los Urdangarin les gusta la gastronomía de la tierra, y son de ir a restaurantes y disfrutar con los suyos, pero el miedo a verse en la portada de alguna publicación les frenó hace años las ganas de dispendios. Sí que hay lugares clásicos de Bidart en los que se han dejado caer alguna vez, como La Plancha d’Ilbarritz, un restaurante de comida tradicional vasca, la favorita de Iñaki. No se les ha visto jamás, por motivos obvios, en zonas de moda.

Foto: Iñaki Urdangarin. (Cordon Press)

Ni siquiera en Biarritz, donde la cantidad de españoles que veranean allí les haría pasar poco desapercibidos. Además, en Biarritz suelen pasar sus vacaciones algunos famosos españoles, con lo que la posibilidad de toparse con un paparazzi es más alta. Puede que este verano alguien se tope con los Urdangarin por San Juan de Luz por la tarde, cuando la familia sale para tomar un helado. Poco más. Este año, un momento especial para todos, pasarán mucho tiempo en casa, la que no pisan todos juntos desde hace tiempo, cuando las penas pesaban en sus vidas.

Iñaki Urdangarin
El redactor recomienda