MCT son las siglas que salvarán tu piel con tendencia al acné: hola, ácido caprílico
  1. Estilo
  2. Belleza
Glosario químico

MCT son las siglas que salvarán tu piel con tendencia al acné: hola, ácido caprílico

Cada día aprendemos un poquito más sobre ingredientes cosméticos, y en tiempos de brotes de acné, el ácido caprílico o aceite MCT puede ser tu mejor aliado

Foto: Ácido caprícilo o aceite MCT, otro ingrediente antiacné que probar. (Imaxtree)
Ácido caprícilo o aceite MCT, otro ingrediente antiacné que probar. (Imaxtree)

Sus propiedades antimicrobianas y humectantes convierten a este ingrediente, procedente del aceite de coco y de palma, en uno de esos infalibles aliados para limpiar y tratar las pieles con tendencia al acné. La medicina lleva utilizando el aceite MCT desde hace cientos de años, tanto como remedio para tratar el organismo desde dentro como para hacerlo de forma tópica.

La farmacéutica Meritxell Martí nos explica que se trata de un aceite graso de cadena media de triglicéridos, que combina 4 aceites: ácido caproico, ácido caprílico -de mayores propiedades antimicrobianas-, ácido cáprico y ácido laúrico. De los todos ellos, los más utilizados por la cosmética son el cáprico y el caprílico.

Foto: Cómo hacer tu rutina de limpieza en otoño según tu tipo de piel (palabra de experto)

Al contener ácidos grasos ricos, el aceite MCT actúa como un agente antioxidante, e hidratante que repara y protege la piel, lo que en cosmética ha convertido al ácido caprílico en un ingrediente presente en limpiadores faciales, emulsiones hidratantes, mascarillas e incluso perfumes.

El aceite MCT o ácido caprílico proviene del aceite de coco. (Imaxtree)
El aceite MCT o ácido caprílico proviene del aceite de coco. (Imaxtree)

El aceite CMT o ácido caprílico proviene del aceite de coco virgen, madurado y refinado, que es rico en ácidos grasos. El MCT es también un tensioactivo, por lo que es habitual su uso en el desarrollo de jabones limpiadores por su facilidad para despegar la suciedad que se acumula sobre la piel. Si a esta propiedad le sumamos su poder hidratante no graso, le permite desarrollar limpiadores especialmente indicados para pieles muy sensibles, puesto que asegura limpieza pero sin resecar la piel.

El ácido caprílico es también antimicrobiano, interesante cualidad que lo convierte en un ingrediente perfecto para las pieles con tendencia acneica. Incluido en sérums oleosos, cremas hidratantes y limpiadores, el MCT limpia e hidrata las pieles grasas, evitando la proliferación de bacterias, además de reduciendo la inflamación en el caso de los brotes de acné. Sus propiedades pueden recordar a los mil usos del aceite del árbol del té, pero los atributos de este ácido competen también a la formulación o al tratamiento de los signos de la edad. "Tiene acción reparadora de la piel y antioxidante, por lo que ayudará a que la piel se encuentre más resistente, hidratada y elástica al usar productos de tratamiento para el acné que frecuentemente la suele irritar", puntualiza Meritxell Martí.

Foto: Aceites exóticos con propiedades mágicas para piel y cabello: de África al Caribe

"Precisamente por su acción antimicrobiana va a evitar la proliferación del Propionibacterium acnes, una de las bacterias que viven en la superficie de la piel y una de las responsables de la aparición del acné. Esta bacteria junto con las células muertas de la piel, el exceso de sebo, el sudor y la posible suciedad, como puede ser la contaminación o simplemente el roce de las manos, van a provocar la aparición del acné, rosácea u otras alteraciones que tienen además carácter inflamatorio e irritativo de la piel", señala la farmacéutica.

Su acción antiinflamatoria también lo convierte en un perfecto aliado de estas pieles con tendencia al acné. "Al ser un aceite de media cadena, es más ligero, hidratando la piel y calmándola pero sin taponar el poro como podría hacer un aceite mucho más denso (caso del aceite de coco)", hecho que ayuda a reducir esa inflamación habitual es las pieles con acné.

Taylor Hill lucha a diario con sus problemas de acné. (Getty)
Taylor Hill lucha a diario con sus problemas de acné. (Getty)

Pero el ácido caprílico no es solo recomendable para las pieles sensibles o grasas. Al tratarse de un agente hidratante muy emoliente, que ayuda a que la piel no pierda agua, su efecto inmediato es el de dejarla reconfortada, lo que agradece cualquier tipo de piel. Precisamente su emoliencia, responsable de crear fórmulas que mantengan una correcta humectación pero sin ser muy densas, hace que el aceite MCT sea un excelente aliado de, por ejemplo, los protectores solares. Habitualmente los filtros de estas fórmulas hacen que sean muy densas, carga que se aligera con este aceite. Las lociones hidratantes son otro producto habitual del ácido caprílico.

Aceites exóticos, de monoi a maracuyá.  (Unsplash)
Aceites exóticos, de monoi a maracuyá. (Unsplash)

La acción hidratante del aceite se debe a sus ácidos grasos que funcionan además como antioxidante, reforzando la barrera contra la acción de los radicales libres que aceleran el proceso de envejecimiento de la piel. Además de protegerla, retrasando su envejecimiento, gracias a su nutrición, reduce también la apariencia de las arrugas.

Tal y como detalla el INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosmético), el aceite MCT: hidrata, repara, protege, actúa sobre los signos de la edad, es antimicrobiano y antiinflamatorio, tensioactivo y además a ayuda a mejorar las fórmulas cosméticas al hacerlas más ligeras pero sin sacrificar la hidratación, gracias a sus cualidades emolientes y humectantes. Una suerte de centenario remedio que ya está presente tanto en cosméticos asiáticos como en productos de farmacia. "Se incorporan en estas fórmulas antiacné porque es un aceite antimicrobiano que actúa como desinfectante pero además hidrata y calma la piel, sin taponar los poros e inhibir la liberación natural del sebo", indica de forma sencilla la farmacéutica Mertixel Martí.

Acné Hidratante Piel seca Manchas en la piel
El redactor recomienda