Guía para dar con tu limpiador facial ideal
  1. Estilo
  2. Belleza
Ni rastro de impurezas

Guía para dar con tu limpiador facial ideal

Siempre hemos tenido claro que eliminar la suciedad del rostro era básico. Pero ahora podemos hacerlo con infinidad de fórmulas diferentes. Averigua con cuál haces 'match'

placeholder Foto: Descubre cuál es tu cleanser y presume de cutis. (Imaxtree)
Descubre cuál es tu cleanser y presume de cutis. (Imaxtree)

Aguas micelares, cleansers en aceite, referencias en espuma… El abanico de productos se ha multiplicado en los últimos años y resulta más difícil decantarte por uno u otro. Inés Taus, farmacéutica y formadora nacional de Phyto y Jowaé, identifica que los factores que debes tener en cuenta antes de lanzarte a la compra son tu tipo de piel, tus costumbres cosméticas y tus gustos como consumidora. ¿El motivo? Cuanto mejor se adapte a tus circunstancias, mayor sería la probabilidad de continuar con su uso.

placeholder Tu tipo de piel y tus preferencias cosméticas son claves para dar con tu limpiador facial ideal. (Kalos Skincare para Unsplash)
Tu tipo de piel y tus preferencias cosméticas son claves para dar con tu limpiador facial ideal. (Kalos Skincare para Unsplash)

En términos generales, la experta recuerda que las pieles secas tienen menos lípidos, “están desprotegidas frente a agresiones externas y ello hace que el agua se evapore con mayor facilidad, provocando su deshidratación”. Su consejo es elegir productos con mayor porcentaje de grasa, activos hidratantes y calmantes. Sin embargo, los cutis grasos presentan un exceso de producción de sebo, lo que provoca brillos, poros dilatados… Por eso, requieren “de productos con mayor detergencia y menor cantidad de grasa”.

Por último, la doble limpieza se recomienda para cualquier tez, con la misión de eliminar la suciedad a fondo a través de dos pasos. El primero consiste en “utilizar una referencia en aceite, bálsamo o agua micelar, que tenga una base oleosa que acabe con el sebo, el maquillaje y los filtros solares. Mientras, el segundo se alía con un limpiador en base acuosa, como un gel o una mousse, para eliminar profundamente impurezas, sudor y restos de contaminación”, apunta la experta.

placeholder ¿Conoces los beneficios que aporta a tu cutis la doble limpieza? (Imaxtree)
¿Conoces los beneficios que aporta a tu cutis la doble limpieza? (Imaxtree)

Aguas micelares

Llegaron a nuestras vidas para quedarse gracias a su fácil uso, su eficacia (son aptas para los ojos) y su extrema rapidez de actuación, que se combina con la promesa de adaptarse a cualquier piel. Es una fórmula de limpieza que contiene tensioactivos que forman las llamadas micelas. “Las micelas son estructuras con una parte afín al agua en el exterior y una zona afín a la grasa en su interior. Cuando entra en contacto con la dermis, las micelas se rompen y sus tensioactivos quedan libres. Estos serán capaces de arrastrar todo tipo de suciedad”, afirma Inés Taus. La parte externa hidrosoluble se encarga de retirar la suciedad acuosa, mientras que la interna liposoluble hace lo propio con la oleosa.

Modo de actuación: En teoría, el agua micelar es un producto sin aclarado que se aplica con un algodón impregnado y haciendo gestos de arrastre. Puede utilizarse como un único cleanser (“Se necesitan varias aplicaciones para que sea eficaz, lo que implica más cantidad de producto y tiempo”) o en combinación con otros para realizar una doble limpieza.

placeholder Nivea. Apivita. Sephora Collection.
Nivea. Apivita. Sephora Collection.

Naturally Good Agua Micelar, de Nivea (4,49 €). Con aloe vera bio. COMPRAR AQUÍ

Agua Micelar Limpiadora, de Apivita (13,50 €). Apta para rostro y ojos. COMPRAR AQUÍ

Agua Micelar Desmaquillante Limpiadora y Purificante, de Sephora Collection (13,99 €). Incluye zinc y aloe vera. COMPRAR AQUÍ

A tener en cuenta… Paola Guigliotta, doctora en dermocosmética y fundadora de Sepai y APoEM, apuesta por enjuagar siempre esta referencia, sobre todo “si contiene micelas o sustancias sulfactantes que no son naturales ya que, por suaves que sean, dejan restos sobre la tez”. Por otro lado, sostiene que el gesto de arrastre puede ser perjudicial para las pieles sensibles y que nunca recomendaría un agua micelar para un cutis acneico, ya que “las sustancias que contienen, en muchos casos, crean un 'microfilm' debajo del cual se cultivan ciertas bacterias, generando más acné del que una persona naturalmente puede tener”.

Aceites

Pedro Catalá, creador de Twelve Beauty y con un máster en Farmacia, afirma que basándose en el principio de que “los aceites atraen a los aceites”, esta categoría de producto se presenta con un elevado contenido de óleos, tanto vegetales como sintéticos. “El maquillaje, o los restos de nuestro propio sebo oxidado, son fáciles de eliminar con un oil debido a sus similitudes desde el punto de visto químico”, apunta.

placeholder Lo aceites son perfectos para retirar el exceso de sebo. (Imaxtree)
Lo aceites son perfectos para retirar el exceso de sebo. (Imaxtree)

Suelen ir acompañados de un tensioactivo para eliminar la suciedad hidrófila. Inés Taus identifica que “los más comunes son los que combinan humectantes, como la glicerina, con aceites vegetales como el de argán, el de jojoba y el de almendras dulces, que se convierten en una emulsión fluida en contacto con el agua”. Como no forman espuma, son productos más suaves que los jabonosos y no generan sequedad, respetando la salud de la piel.

Modo de actuación: Se aplican en seco, con un suave masaje, hasta disolver la suciedad (evitando el contacto con los ojos) y se retiran con agua tibia y una toalla húmeda. Son ideales para aplicar por la noche y se presentan como una buena opción de primer paso en limpiezas doble. Uno de los puntos positivos es que, en función de los aceites que contenga, pueden aportar diferentes beneficios.

placeholder Guerlain. Chanel. SkinLabo.
Guerlain. Chanel. SkinLabo.

Abeille Royale Cleansing Oil, de Guerlain (56,89 €). Con efecto antipolución.

L’Huile Aceite Desmaquillante Antipolución, de Chanel (40 €). Su textura es muy sedosa. COMPRAR AQUÍ

Aceite Limpiador Preciado, de SkinLabo (21 €). Una alianza entre los óleos de aguacate, almendra y rosa mosqueta.

A tener en cuenta... “A veces los tensioactivos son derivados de los azúcares y, en su misión de convertir el aceite en gel al contacto con agua, suelen ser más densos respecto al óleo. Así que, a pesar de que al inicio se mezclan fácilmente, con el paso del tiempo acaban precipitándose en el fondo del envase, perdiendo su funcionalidad”, sostiene Pedro Catalá. También insiste en que, aunque son perfectos para pieles secas, ayudan a “mejorar la calidad del sebo y purificar los poros en profundidad de las mixtas, grasas o con tendencia al acné”.

Bálsamos

Son una de nuestras opciones favoritas, ya que permiten una limpieza profunda, son aptas para cualquier dermis y actúan sin resecar gracias a su base oleosa. Inés Taus los define como “un híbrido entre un aceite y una leche. Tienen una textura sólida que, en contacto con la piel, se transforma en un oil capaz de disolver la suciedad, las impurezas y el maquillaje”. Desde Twelve Beauty afirman que hay diferentes tipos, desde sencillas mezclas de aceites y mantecas que a temperatura ambiente se solidifican y presentan un aspecto compacto hasta emulsiones (algunas con cera de abeja) que acaban dando productos semisólidos.

Modo de actuación: Gracias a su eficacia, y a que requieren un ritual más largo, son perfectos para la sesión de belleza nocturna. Debes calentar una cantidad generosa con los dedos y trabajarla sobre el rostro en seco con un minucioso masaje (ojos incluidos). Aunque la textura cambia durante la aplicación, una vez que hayas terminado, es importante retirar cualquier resto con una muselina humedecida.

placeholder Twelve Beauty. Augustinus Bader. Lierac.
Twelve Beauty. Augustinus Bader. Lierac.

Clementine Cleansing Balm, de Twelve Beauty (55 €). Minimiza la pérdida de agua transepidérmica.

The Cleansing Balm, de Augustinus Bader (70 €). Fórmula que además refuerza los procesos naturales de la piel.

Baume-en-Huile, de Lierac (22,90 €). También ayuda a eliminar las células muertas. COMPRAR AQUÍ

A tener en cuenta... Son candidatos como el primer paso de una doble limpieza y resultan efectivos incluso para aquellas pieles que utilizan “mucho maquillaje, filtros solares físicos o viven en ciudades con altos niveles de contaminación”, apunta Pedro Catalá. El plus es que también actúan como mascarillas hidratantes y reducen la pérdida de agua transepidérmica.

Geles

placeholder Los geles de limpieza facial aportan un extra de frescor. (Fleur Kaan para Unsplash)
Los geles de limpieza facial aportan un extra de frescor. (Fleur Kaan para Unsplash)

Su principal característica es “una mayor viscosidad y que, en lugar de contener aceites, incluyen tensioactivos para conseguir la función emulsionante, de arrastre y la formación de espuma”, sostienen desde Phyto y Jowaé. Del tipo de tensioactivos y de la concentración depende su poder espumante.

Modo de actuación: Son aptos para utilizar en el ritual de día y de noche. Se deben extender en húmedo, emulsionarlos con agua y, después, aclararlos en su totalidad. La experta reconoce que generan una agradable sensación de frescor y que, a veces, incluyen un “porcentaje variable de alcohol o de activos con acción astringente, que no los hace aconsejables para las pieles secas”.

placeholder Germaine de Capuccini. Affya. Farma Dorsch.
Germaine de Capuccini. Affya. Farma Dorsch.

B-Calm Gel de Agua Micelar, de Germaine de Capuccini (27,80 €). Un híbrido con micelas que limpia en profundidad.

Cleansing Gel, de Affya (29 €). Sin jabón y con efecto refrescante. COMPRAR AQUÍ

Gel Dermo Limpiador, de Farma Dorsch (23 €). Incluye factores de hidratación natural.COMPRAR AQUÍ

A tener en cuenta... Rubén Rubiales Vázquez, farmacéutico y CEO y fundador de Lesielle Adaptive Skincare, determina que, en términos generales, “los que no generan espuma son más suaves”. Aunque no siempre es así, suele ser un indicativo que podemos utilizar como pista si nuestra piel es seca (no la resecarás en balde ni desestabilizarás tanto su microbioma). Cuando tu tez es grasa, quizá reclames un tipo de limpieza más profunda, pero ten en cuenta que puede ser contraproducente y “acarrear un efecto rebote”.

Leches

Paola Guigliotta las califica como “una fórmula donde existe una fase acuosa y otra grasa, que se encuentran unidas a través de un emulsionante, creando una sola estructura”. Suelen estar enriquecidas por extractos vegetales, humectantes, vitaminas, antioxidantes… con el fin de hidratar, refrescar y proteger la piel.

Modo de actuación: Su mecanismo de acción es por disolución. El consejo es aplicarlas en seco, con las manos o con algodones y pueden retirarse con agua, con otro algodón o con una muselina. “Hay personas que lo hacen a la antigua usanza: se colocan la leche limpiadora y la retiran con un pañuelito, dejando una capa de seminutrición sobre el cutis”, apunta.

placeholder Sisley. Neutrogena. Clarins.
Sisley. Neutrogena. Clarins.

Phyto Blanc Lightening Cleansing Milk, de Sisley (123,50 €). Con ingredientes blanqueantes. COMPRAR AQUÍ

Hydro Boost Leche Limpiadora Hidratante en Gel, de Neutrogena (9,90 €). Protege la barrera de la piel con ácido hialurónico. COMPRAR AQUÍ

Velvet Cleansing Milk, de Clarins (27 €). Mantiene el equilibrio de la microbiota.

A tener en cuenta... La doctora en dermocosmética sostiene que es la opción más suave y delicada y que se adapta a todo tipo de pieles, “desde la más grasa a la más seca, ya que, aunque contenga aceites, cuando se aplica el emulsionante del producto provoca que el aceite salga del rostro después de haber arrastrado la suciedad”.

Espumas

placeholder Uno de los puntos fuertes de las espumas es que su textura resulta muy placentera. (Imaxtree)
Uno de los puntos fuertes de las espumas es que su textura resulta muy placentera. (Imaxtree)

“Su característica textura mousse parte de una formulación que suele incluir tensioactivos para limpiar. Dependiendo del tipo utilizado, puede crear esta espuma al pasar por un aplicador específico o en el propio laboratorio gracias a batir la fórmula y estabilizarla”, apunta Rubén Rubiales Vázquez.

Modo de actuación: Son candidatas para usar de día y de noche, sobre la tez húmeda y aclarándolas con mucha agua. Su punto fuerte es que resultan muy sensoriales y fáciles de utilizar. Además, dejan un acabado fresco y aterciopelado.

placeholder Belif. Haute Custom Beauty. Jowaé.
Belif. Haute Custom Beauty. Jowaé.

Pore Cleaner Bubble Foam, de Belif (30,99 €, en Sephora). Incluye microburbujas exfoliantes. COMPRAR AQUÍ

Marine Purifying Cleansing Mousse, de Haute Custom Beauty (45 €). Además, hidrata, refresca y equilibra la piel.

Mousse Micelar Limpiadora, de Jowaé (12,50 €). Elimina las partículas de contaminación. COMPRAR AQUÍ

A tener en cuenta... Pueden añadir infinidad de activos con el fin de adaptarse a cualquier tipo de piel, pero en general son fórmulas que limpian en más profundidad que, por ejemplo, los geles. El consejo experto es fijarte en la etiqueta y, en caso de duda, reservarlas para los cutis grasos.

Tendencias de belleza Piel seca
El redactor recomienda