La historia de Becky G: censura, dura infancia y un gran padrino
  1. Celebrities
con ella llegó el escándalo

La historia de Becky G: censura, dura infancia y un gran padrino

Una de las claras aspirantes al trono de reina del pop latino ha pasado de darse a conocer por la polémica de su hit 'Mayores' a ser todo un referente musical

Foto: Becky G, en los recientes Premios Platino 2021. (Getty)
Becky G, en los recientes Premios Platino 2021. (Getty)

A sus 24 años, su carrera ha estado marcada tanto por un éxito masivo y fulgurante como por diversas polémicas por sus (en ocasiones) escandalosas letras. Rebbeca Marie Gómez, más conocida como Becky G, es una cantante, compositora, rapera, actriz y modelo californiana con ascendencia mexicana. Su salto a la fama comenzó cuando tenía tan solo catorce años y se decidió a subir vídeos a YouTube haciendo versiones de éxitos pop.

Fue así como atrajo la atención de peces gordos de la industria musical y el productor de Britney Spears y Miley Cyrus la fichó para su discográfica. Un año después ya estaba codeándose con artistas como Will.i.am y sacando un tema con Pitbull ('Can´t get enough') que llegó a los 35 millones de visualizaciones.

Aunque temas suyos como 'Sin pijama' batieron todos los récords en reproducciones, fue la letra de 'Mayores' la que más que dio que hablar. En ella dice “a mí me gustan más grandes, que no me quepa en la boca. Los besos que quiera darme y que me vuelva loca”, aunque en 2017 se plantó en 'Operación Triunfo' con una versión edulcorada que no mejoró las cosas. En el programa entonces presentado por Roberto Leal se escuchó “a mí me gustan más grandes, que con un beso en la boca, me haga volar en el aire y me vuelva loca”. Nada que ver. Las redes no tardaron en estallar.

La versión censurada del tema no gustó ni a los espectadores ni a la propia Becky G, que en sus redes dejó claro: "¡Yo no quise cambiar la letra, pero era una gran oportunidad cantar en el programa!", afirmó la cantante. En cualquier caso, su paso por la academia de Noemí Galera y Mónica Naranjo sirvió para ponerla en el ojo del huracán informativo tras unos años duros en los que tuvo que sufrir para alcanzar el estrellato que ahora disfruta.

placeholder
Un momento de 'Operación Triunfo'. (TVE)

Infancia en un garaje

Aunque ahora el dinero le llueve, Becky tuvo una infancia difícil. Cuando todavía era una niña, su familia perdió la casa en la que vivían, así que ella con sus padres y sus tres hermanos se tuvieron que mudar al garaje de sus abuelos debido a problemas financieros. Con 9 años, Becky tuvo lo que ella llama 'una crisis de mediana edad'. Pobres y viviendo en la cochera, la cantante no paró hasta convencer a sus padres de que ella podía ayudar en la casa si le conseguían un agente.

Así es como empezó en el mundo del entretenimiento, aunque también le causó problemas en el colegio, ya que sufrió acoso escolar y tuvo que desarrollar parte de su formación académica en casa con su familia: la cantante ha relatado en alguna ocasión que fue atacada por varias niñas mientras estaba en el baño. A partir de ahí, las cosas empezaron a cambiar para ella.

Pitbull, padrino de excepción

Después de hacer algunos papeles para televisión y pertenecer a una banda musical de chicas, Becky empieza a componer sus propios temas y subirlos a YouTube. Poco a poco se va haciendo su camino en la industria musical hasta que en 2014 el tema 'Can't get enough' con Pitbull, que ha ejercido más veces de su padrino musical, la sitúa como número uno en el Latin Rhythm Airplay en los Estados Unidos. Desde entonces su progresión ha sido estratosférica: la nueva diva del pop latino, bautizada por algunos como la nueva Jennifer Lopez, ha participado también en la serie 'Empire' y ha aparecido la película de animación 'Gnome alone'.

Foto: Rauw Alejandro, en 'El hormiguero'. (Atresmedia)

A pesar de su éxito, Becky no olvida sus orígenes y ya en 2015 fue una de las primeras voces latinas en alzarse contra el entonces empresario Donald Trump por sus consignas racistas.

placeholder Becky G, en una imagen de sus redes.  (Instagram @iambeckyg)
Becky G, en una imagen de sus redes. (Instagram @iambeckyg)

La censura solo para algunos

La censura de letras en canciones no es algo que ocurra solo en nuestro país, y es que este mismo tema contaba con una versión descafeinada que algunas radios eligieron emitir desde que se lanzó el tema. En algunos países como Canadá, están vetadas las canciones que incluyen las palabras 'suicidio', 'morir' o 'pastillas'. En su momento, el Instituto Vasco de la Mujer ponía a disposición de las emisoras musicales una playlist con 200 temas que visibilizan a las mujeres con el objetivo de prevenir abusos hacia ellas y vetaban, por sexistas, temas como 'Despacito' de Luis Fonsi, ‘Súbeme la radio’ de Enrique Iglesias, ‘Me enamoré’ de Shakira o el ‘Vente pa'ca’ de Ricky Martin.

De hecho, la propia Becky declaró en su momento no entender por qué ella no puede decir que “a mí me gustan más grandes, que no me quepa en la boca” y el hijo de Julio Iglesias sí que puede cantar en 'Duele el corazón' alegremente “solo en tu boca, yo quiero acabar...”.

Lejanas aquellas polémicas, la joven artista sigue alternando el éxito profesional con el personal. Desde 2016 mantiene una relación amorosa con el futbolista estadounidense Sebastian Lletget, al que conoció mientras rodaba la película 'Power Rangers'. Todo un amor de película.

Pero su relación con el fútbol no termina en lo sentimental. Desde 2020, la cantante es copropietaria del Angel City Football Club de Los Ángeles, un equipo femenino que cuenta como socias también a estrellas como Natalie Portman.

Además de poner a bailar a medio mundo con una de las canciones de este verano, 'Ram Pam Pam', durante estos años Becky G ha copado las listas de éxitos colaborando con algunos de los nombres más reconocidos del género urbano. Entre ellos han estado Arcángel, C. Tangana o Maluma. Además, hace pocos meses causaba furor en las redes cuando saltaban los rumores de una supuesta colaboración con Rosalía que aún no ha visto la luz.

Sobre la catalana precisamente tenía buenas palabras cuando la acusaron en su día de apropiarse de la cultura latina. "Creo que las cosas que te inspiran siempre son algo muy personal. Ella tiene ese lado flamenco, ese poder español tradicional, también tiene esa onda, ese flow de la música urbana latina, y si se siente así, ¿quién es nadie para decirle que no puede identificarse con lo que ella sienta, como persona y como artista?", decía en una entrevista para 'ABC'.

Roberto Leal Enrique Iglesias RTVE
El redactor recomienda