Descubre el ikigai: la palabra japonesa que esconde el secreto de una vida más larga, próspera y feliz
  1. Estilo
  2. Ocio
Propósito en la vida

Descubre el ikigai: la palabra japonesa que esconde el secreto de una vida más larga, próspera y feliz

En nuestra búsqueda de la felicidad, descubrimos las bondades del ikigai, un concepto japonés que habla del camino para encontrar un propósito en la vida

Foto: Vida larga, próspera y feliz gracias al ikigai japonés. (Roméo A. para Unsplash)
Vida larga, próspera y feliz gracias al ikigai japonés. (Roméo A. para Unsplash)

Nos apasiona aprender un poco más sobre otras culturas, descubrir cómo los demás se enfrentan a problemas universales de forma completamente diferente a como lo haríamos nosotros, y si además podemos aprender un poco más sobre el ser humano en el proceso, mejor que mejor. La cultura japonesa es una de las más apasionantes, tal vez porque las noticias que nos llegan desde allí sobre alcanzar la felicidad y disfrutar de una vida más larga y plena son esperanzadoras.

Gracias a esto hemos descubierto el ikigai, un concepto que nos llega de Japón y para el que no existe una traducción literal, puesto que engloba varios aspectos de la vida, pero que podríamos traducir como ‘la razón de ser’; es decir, el motivo que hace que nos levantemos cada mañana, tu propósito en la vida que hace que merezca la pena ser vivida. Si vives tu vida siguiendo tu ikigai, podrás lograr una vida más feliz, más plena y más satisfactoria.

placeholder Vida larga, próspera y feliz gracias al ikigai japonés. (Juliana Barquero para Unsplash)
Vida larga, próspera y feliz gracias al ikigai japonés. (Juliana Barquero para Unsplash)

Encontrar tu ikigai no es difícil, pero las personas tendemos a hacer que el proceso sea mucho más complicado de lo que parece. No consiste solo en dejarnos llevar por nuestras pasiones, o que sea el trabajo que más dinero nos dé el que maneje nuestras vidas, es necesario encontrar el equilibrio entre diferentes conceptos que son de vital importancia para poder llevar una vida más prospera. Eso sí, requiere tiempo y, sobre todo, conocimiento sobre uno mismo, por lo que es necesario mirar hacia el interior de nosotros en lugar de hacia fuera.

Para descubrir cuál es el propósito de nuestra vida, debemos encontrar el punto medio entre 4 cuestiones clave, algunas preguntas sencillas que hay que responder para averiguar qué puede motivarnos en nuestro camino. La primera de ella es descubrir qué amamos, también debemos tener en cuenta en qué somos buenos, qué necesita el mundo y, por último, cómo podemos conseguir que nos paguen por ello. En la intersección de estos cuatro conceptos encontraremos nuestro ikigai, que será la brújula para nuestro camino presente y futuro.

placeholder Vida larga, próspera y feliz con el ikigai japonés. (Matheus Cenali para Pexels)
Vida larga, próspera y feliz con el ikigai japonés. (Matheus Cenali para Pexels)

Todas estas áreas deben estar equilibradas, alineadas, y si alguna de ellas pesa más que las anteriores, sentiremos un vacío emocional, incluso aunque obtengamos algunos éxitos a nivel social o económico. Las personas que se guían por sus pasiones o se dejan llevar por el dinero sin prestar atención al resto de factores que influyen en nuestra vida tendrán más complicado encontrar la felicidad. Encontrar tu propio ikigai es un camino lleno de pruebas y errores, que debes recorrer para conocerte mejor.

Durante el proceso es importante que no nos exijamos más de la cuenta; por ejemplo, no conviene desanimarnos si no nos sentimos felices todo el tiempo, los problemas forman parte de la vida y es imposible evitarlos. Sin embargo, teniendo claro el propósito de tu vida, será más sencillo encontrar las posibles soluciones a las trabas que te encuentres. La concentración es importante, aprender a centrarnos en la actividad que estemos realizando sin distracciones, ya sea durante el trabajo o durante el ocio. Aprender a disfrutar del momento, dejando de prestar atención a otros factores externos, como el teléfono.

placeholder Vida larga, próspera y feliz gracias al ikigai japonés. (Ryutaro Tsukata para Pexels)
Vida larga, próspera y feliz gracias al ikigai japonés. (Ryutaro Tsukata para Pexels)

Ten en cuenta que el ikigai es un camino, no un destino y, aunque nos pueda resultar sorprendente, no tiene por qué ser el mismo durante toda la vida. Igual que nos sucede a nosotros, nuestro propósito también evoluciona con el tiempo. Busca y encuentra tu pasión dentro de ti para dar sentido a tus días.

Aunque esta sea una de las claves para lograr la felicidad, no es el único aspecto de nuestra vida que conviene tener en cuenta, ni el único consejo que podemos aprender de las longevas comunidades japonesas, como Okinawa, una de las zonas donde mayor es la esperanza de vida. Para los habitantes de ese archipiélago, la comunidad es muy importante, así como confiar en las bases de su cultura.

placeholder Vida larga, próspera y feliz gracias al ikigai japonés. (Redd para Unsplash)
Vida larga, próspera y feliz gracias al ikigai japonés. (Redd para Unsplash)

Viven la vida con calma, sin dejar que el estrés les arrastre, se mantienen activos durante toda su existencia, incluso después de finalizada su vida laboral continúan buscando formas para ser útiles para su comunidad, se rodean de amistades verdaderas, hacen ejercicio y comen hasta llenarse al 80% de su capacidad. Conectan con la naturaleza, sonríen a la vida y dan gracias por lo que tienen y lo que han conseguido, disfrutan el momento y, por supuesto, siguen su ikigai y dejan que este les guíe en la vida.

Japón
El redactor recomienda