Lady Di fue engañada: las conclusiones de la investigación sobre su entrevista para la BBC
  1. Casas Reales
25 AÑOS DESPUÉS

Lady Di fue engañada: las conclusiones de la investigación sobre su entrevista para la BBC

Después de seis meses, se ha publicado la investigación sobre cómo se consiguió que Diana de Gales hablase para la BBC, con unas conclusiones que no dejan muy bien a la cadena

placeholder Foto: Lady Di, en una imagen de archivo. (Reuters)
Lady Di, en una imagen de archivo. (Reuters)

Nunca una entrevista ha dado tanto que hablar y mucho menos 25 años después. El 20 de noviembre de 1995, 23 millones de británicos sintonizaron la BBC para ver la primera entrevista de Diana de Gales en televisión tras su separación del príncipe Carlos. Una entrevista de la que aún resuena una frase, "éramos un matrimonio de tres", y que precipitó el divorcio de los príncipes de Gales. Tanto el presentador como el programa 'Panorama' y la propia cadena recibieron numerosos premios por ella. El problema ha venido 25 años después, cuando una investigación ha concluido que no se utilizaron los métodos más limpios para que la princesa se sentara frente a Martin Bashir y desnudara todas sus intimidades. El informe, llevado a cabo por un juez retirado y publicado este jueves, no puede ser más demoledor para la BBC y más concluyente: Lady Di fue engañada para que concediera la histórica entrevista.

Tal fue el hito que el programa marcó en la historia de la televisión británica que Channel 4 quiso realizar un documental el pasado octubre, con motivo de su 25º aniversario. Fue en ese documental cuando se mencionaron unos extractos bancarios que habían sido claves para convencer a Diana, siempre a través de su hermano, Charles Spencer. La novedad es que se hablaba de que esos documentos eran falsos, lo que no tardó en hacer reaccionar al propio Spencer, que exigió una investigación formal sobre el asunto al director de la cadena, Tim Davie. Aseguraba en su carta que, de no ser por esas supuestas pruebas que les presentaron, su hermana nunca habría aceptado conceder esa entrevista. La cadena, por su parte, no negó en ese momento la existencia de esos documentos, pero aseguraba que no habían influido en la decisión de Diana.

placeholder Lady Di, en una imagen de archivo. (Reuters)
Lady Di, en una imagen de archivo. (Reuters)

Finalmente, las presiones hicieron que la BBC encargara una investigación externa a Lord Dyson, un juez retirado. Una decisión que fue muy bien recibida por los diferentes actores de la polémica y que incluso hizo al príncipe Guillermo romper su habitual silencio en este tipo de temas: "La investigación independiente es un paso en la dirección correcta. Debería ayudar a establecer la verdad detrás de las acciones que llevaron a la entrevista de 'Panorama' y las decisiones posteriores que tomaron los miembros de la BBC en ese momento". Una declaración sin precedentes que se unía a los esfuerzos públicos hechos por su tío, Charles Spencer, por conocer la verdad, ya que quizá era uno de los más perjudicados, al haber sido el intermediario entre la cadena y su hermana.

Pues bien, este mismo jueves, como decíamos, se ha publicado el informe de la investigación, que se ha llevado a cabo durante seis meses. La conlusión es clara: Lady Di fue engañada. El juez afirma en el informe que ella no descartaba la idea de conceder una entrevista a un periodista en el que confiara, pero no tendría por qué haber sido Martin Bashir si no hubiera sido por los informes bancarios, que conluye que eran falsos. En ellos, se mostraban pagos a personal de Kensington, como el secretario privado de la propia Diana, el del príncipe Carlos, el jefe de seguridad o incluso la niñera. Es decir, que se coaccionó a Diana con pruebas falsas para que se decidiera a hablar, ante la posibilidad de que determinadas informaciones privadas fueran publicadas. Un punto que Lord Dyson deja claro en el informe: "Bashir actuó para engañar al conde Spencer e inducirlo a hacer arreglos para que el Sr. Bashir se reuniera con la princesa Diana a través de extractos bancarios falsos".

placeholder Diana, durante la entrevista de 1995. (YouTube)
Diana, durante la entrevista de 1995. (YouTube)

Y aunque se señala directamente al presentador, también la cadena tiene su parte de responsabilidad: "Sin justificación, la BBC no cumplió con los altos estándares de integridad y transparencia que son su sello distintivo". Además, el juez señala en su informe que la investigación interna que encargó la cadena, en la que se concluyó que Martin Bashir era un hombre "honesto y honorable", fue "lamentablemente ineficaz".

De momento, ya ha habido algunas reacciones al respecto. Además de haber publicado la investigación, la propia BBC ha pedido disculpas públicas y aceptan todo lo dicho en el informe: "Aunque el informe afirma que Diana, la princesa de Gales, estaba interesada en la idea de una entrevista con la BBC, está claro que el proceso para asegurar la entrevista estuvo muy por debajo de lo que el público tiene derecho a esperar. Lo sentimos mucho por esto. Lord Dyson ha identificado claras fallas. Si bien la BBC de hoy tiene procesos y procedimientos significativamente mejores, los que existían en ese momento deberían haber evitado que la entrevista se asegurara de esta manera. La BBC debería haber hecho un mayor esfuerzo para llegar al fondo de lo que sucedió en ese momento y ser más transparente sobre lo que sabía. Si bien la BBC no puede hacer retroceder el reloj después de un cuarto de siglo, podemos ofrecer una disculpa total e incondicional". Incluso están decididos a devolver los numerosos premios que la entrevista consiguió, tal y como han apuntado en su declaración pública.

placeholder Lady Di, en una imagen de archivo. (Reuters)
Lady Di, en una imagen de archivo. (Reuters)

También ha querido pronunciarse el antiguo director de la BBC, Lord Tony Hall, quien ha dicho que acepta la investigación y que "se equivocó" al darle a Martin Bashir el beneficio de la duda", responsabilizando directamente al presentador. Este último, precisamente, renunciaba hace unos días a su trabajo en la cadena por problemas de salud, pero no ha querido obviar la polémica de la que es protagonista y se ha pronunciado a través de un comunicado: "Me disculpé entonces, y lo hago de nuevo ahora, por el hecho de que pedí que se hicieran copias de los extractos bancarios. Fue una estupidez y una acción que lamento profundamente".

Queda por saber si los más afectados por aquella entrevista, como los príncipes Guillermo y Harry, Carlos y Camilla o el propio Charles Spencer aceptan las disculpas después de 25 años y si la polémica queda zanjada con esta investigación o se tomarán otro tipo de medidas contra el programa que emitió la entrevista y sus responsables.

Diana de Gales
El redactor recomienda