Logo El Confidencial
casa real de holanda

La familia real holandesa subasta un Rubens por seis millones de euros (entre críticas)

Cristina de Holanda, tía del rey Guillermo Alejandro, ha realizado esta polémica transacción sin haber ofrecido antes dicha obra a un museo nacional

Foto: Guillermo Alejandro y Máxima, los reyes holandeses en una foto de archivo. (Getty)
Guillermo Alejandro y Máxima, los reyes holandeses en una foto de archivo. (Getty)

La Casa Real holandesa no sale de una cuando ya está en otra. Si el pasado miércoles medios argentinos aseguraban que la reina Máxima de Holanda había evadido impuestos en el país latinoamericano, hoy se sabe que ha sido la princesa Cristina de Holanda la que se ha convertido en foco de la noticia. La razón es un dibujo hecho a mano por el mismísimo pintor flamenco Pedro Pablo Rubens que la tía del rey Guillermo Alejandro habría vendido de forma privada por seis millones de euros.

[LEER MÁS: Medios argentinos acusan a Máxima de Holanda de evadir impuestos]

Una subasta llevada a cabo el pasado miércoles en la casa Sotheby´s de Nueva York y que habría molestado sobremanera a los museos holandeses. Según afirma Sjarel, exdirector del museo Boymans van Beuningen en Róterdam, la royal debería haber ofrecido este relevante carboncillo del pintor a la cultura de los Países Bajos antes de realizar la transacción de la que ha salido tan beneficiada.

La princesa Cristina junto al príncipe Bernardo en una foto de archivo. (Getty)
La princesa Cristina junto al príncipe Bernardo en una foto de archivo. (Getty)

El negocio, sin embargo, cumple todas las regularidades ya que la propietaria no se ha saltado ni un solo requisito legal, pero sí quizás una norma no escrita que lleva a los royals a ofrecer la obra a algún comprador nacional antes de colocarla en el extranjero.

Dibujo de Rubens que ha sido vendido. (Cortesía)
Dibujo de Rubens que ha sido vendido. (Cortesía)

Detalle que tampoco pasó por alto la famosa Asociación Rembrandt con sede en los Países Bajos, que recrimina que Cristina haya dejado pasar esta adquisición que fomentaría un incremento del turismo a la región.

La obra, además, iba acompañada de un lote que incluía un fresco de Leonardo da Vinci y una copia de ‘La batalla de Anghiari’, arte datado en el siglo XVI. Tesoros que, por desgracia para ellos, ya no pertenecen a las arcas culturales de Holanda.

El trabajo subastado pertenecía a la colección de dibujos del rey Guillermo II de los Países Bajos, quien junto a su esposa, Ana Pávlovna de Rusia, aglutinó copias originales de artistas como Miguel Ángel, Rafael, Leonardo da Vinci o Van Dyck, siendo la colección de Rubens una de las más vastas e importantes de ámbito privado.

Cabe destacar que el carboncillo de la polémica nunca figuró entre los tesoros del patrimonio nacional y ahora, claro está, nunca lo hará.

[LEER MÁS: Así es Huis ten Bosch, el nuevo palacio de Máxima de Holanda]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios