Estas firmas de lujo ya habían experimentado con el distanciamiento social
  1. Estilo
  2. Moda
LA MODA DC (DESPUÉS DEL CORONAVIRUS)

Estas firmas de lujo ya habían experimentado con el distanciamiento social

Desfiles sin modelos y fashion films grabados en los hogares de las protagonistas dejan claro que lo que creíamos consecuencias innovadoras de la pandemia no son más que recuerdos del pasado

Foto: El desfile de Armani en Milán (REUTERS Alessandro Garofalo)
El desfile de Armani en Milán (REUTERS Alessandro Garofalo)

Cuando Giorgio Armani decidió mostrar la colección otoño-invierno 2020/2021 a través de livestream en una habitación vacía en la que sus modelos desfilaron en los 'headquarters' de la marca, situados en Via Bergognone, algunos aseguraron que el italiano estaba exagerando. Poco después, fueron muchos los que al conocerse los estragos del coronavirus, tuvieron que agradecer a la marca el gesto y el no haber caído en las redes del FOMO. Fue precisamente a ese 'fear of missing out' a quien poco después Gala González culpó de haber tenido gripe A, pues la influencer aseguró que hay quienes prefieren asistir a fiestas y desfiles pese a encontrarse mal en lugar de quedarse en casa.

Cuando Maison Margiela sustituyó a las modelos por marionetas creadas por la estilista Jane How para mostrar la colección otoño-invierno 1998/1999 de la marca, el diseñador dejó claro que las pasarelas también podían ser laboratorios en los que experimentar, no solo mostrar diseños. Fue precisamente Margiela el responsable de crear una pieza que hoy llamaríamos transgresora, pues el fashion film 'Seven Women' fue un intento de suplir los desfiles de moda al mostrar la colección otoño-invierno 1993/1994 de la marca a través de mujeres de diferentes edades, nacionalidades y profesiones que recorrían la calle y sus casas enfundadas en prendas de la colección.

Margiela.
Margiela.

Aunque hoy es la modelo y cineasta Diane Guais la que se fotografía y graba en su casa para Bimba & Lola, hace años este tipo de campañas ya existían, aunque sin el confinamiento que la realidad hoy impone.

No podemos olvidarnos de lo que Alexander McQueen hizo para la alta costura otoño-invierno 1999/2000 de Givenchy, cuando sustituyó a las modelos por maniquíes que emergían de plataformas rotatorias. Este desfile se inspiraba en la pintura de Paul Delaroche 'The Execution of Lady Jane Grey'. Lo cierto es que llevábamos ya varias temporadas preguntándonos acerca de cuál era el futuro de los desfiles de moda, con firmas como Tom Ford ahondando en el porvenir de la industria al presentar su colección primavera-verano 2016 mediante un vídeo musical de Lady Gaga.

Lady Gaga para Tom Ford.
Lady Gaga para Tom Ford.

Cuando en 2010 presentó la primera colección de su firma, lo hizo en su tienda de Madison Avenue en un reducido show de 100 personas. Aunque entonces prohibió el uso de redes sociales, pudo ser un anticipo del que podría ser el futuro de las tiendas cuando vuelvan a abrir sus puertas. Si las firmas de moda llevan años experimentando con otras realidades, ¿será la pandemia la que haga que la industria se atreva a poner en práctica, esta vez por causas mayores, sus experimentos? ¿Nos espera un futuro fashionista en el que el contacto sea cada vez menor?

Alexander McQueen Coronavirus Maison martin margiela Tom Ford
El redactor recomienda