Logo El Confidencial
belleza

Toda la verdad sobre la protección solar

En esta época del año hablamos de SPF o Factores de Protección Solar como algo de lo más común. Pero el origen del SPF se lo

Foto: Toda la verdad sobre la protección solar
Toda la verdad sobre la protección solar
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    En esta época del año hablamos de SPF o Factores de Protección Solar como algo de lo más común. Pero el origen del SPF se lo debemos a Franz Greiter, un estudiante de química que en 1938 sufrió graves quemaduras solares cuando escalaba la montaña Piz Buin. Como no existían productos específicos, formuló la Crema Glaciar de Piz Buin en un pequeño laboratorio que vio la luz en 1946, convirtiéndose en uno de los primeros productos de protección solar del mundo.

    Pero, ¿sabemos realmente qué es el SPF y para qué sirve? Para despejar las dudas le hemos preguntado al Doctor Enrique Herrera-Acosta, dermatólogo de la AEDV y director de la Clínica Dermatológica Dr. E. Herrera de Málaga: "El factor de protección solar nos indica el tiempo máximo que puede estar una persona expuesta al sol sin quemarse y determina el grado de protección que tenemos frente a la radiación ultravioleta B (UVB), el cual nos indica el número de veces que el fotoprotector, aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema (rojez en la piel) que nos produciría la exposición solar".

    ¿Un SPF 30 es el doble de un SPF 15?

    "El tiempo de protección natural de la piel es el tiempo máximo que puede permanecerse bajo el sol sin riesgo de quemarse. Estimamos que el tiempo de protección natural promedio de la piel es de 10 minutos, entonces, al aplicar el fotoprotector aumentamos nuestras defensas frente a la quemadura solar. Es una sencilla ecuación: si aplicamos un SPF 30 x 10 minutos que nuestra piel aguanta de manera natural = 300 minutos, 5 horas de protección. SPF 15 x 10minutos = 150 minutos, equivalentes a 2 horas y 30 minutos de protección".

    ¿Cómo saber cuál es el SPF que necesitamos?

    "El fotoprotector debe ser individualizado en función de tres tipos de factores:

    a) Factores ambientales: hora del día, estación de año o localización geográfica.
    b) Factores individuales: edad, tipo de piel, fototipo, actividad física a realizar.
    c) Otros factores: embarazo, tratamiento con medicamentos, problemas o enfermedades en la piel".

    ¿Qué tipos de filtros solares pueden contener las cremas y cuáles son mejores?

    "Los fotoprotectores son sustancias químicas que actúan mediante dos tipos de mecanismo: absorción o reflexión.

    Fotoprotectores químicos u orgánicos: Son sustancias que aplicadas en la piel absorben los fotones de la luz solar, a través de reacciones fotoquímicas, y los modifica para que no perjudique la piel. Necesita unos 30 minutos para hacer efecto, por lo que no es suficiente aplicarlo inmediatamente antes de tomar el sol. Dado que se absorben en la piel, tienen más riesgo de alergia, por lo que su uso está restringido en los niños. Son los más usados por que son los más cosméticos.

    Filtros físicos, inorgánicos o pantalla total: Son sustancias inertes que reflejan la luz solar como un espejo (no absorben la radiación). Son mucho más efectivas en cuanto a la protección porque protegen todo el espectro solar y tienen menos riesgo de alergia, pero son menos cosméticos, al dejar una fina capa blanquecina sobre la piel (los fotoprotectores físicos presentan diversas ventajas: puede verse fácilmente la zona donde han sido aplicados). Están especialmente indicados en niños".

    ¿Las cremas con SPF de marcas blancas son igual de buenas que firmas expertas en protección solar?

    "A día de hoy las cremas que se comercializan en las grandes superficies pasan los test de fotoprotección estandarizados para ello. Donde hay diferencias es en las texturas y cosmeticidad".

    ¿Las cremas con SPF caducan de un verano a otro?

    "En las etiquetas de los fotoprotectores debe venir reflejado el tiempo que puede estar abierto el producto. Es un número que nos indica los meses que podemos usar el producto". 

    ¿Qué cantidad es recomendable echarse y cada cuanto tiempo hay que reponerla?

    "Cada vez que nos apliquemos SPF lo haremos sobre la piel seca, media hora antes de la exposición solar y de forma generosa, aproximadamente 2 mg/cm², equivalente a 6 cucharillas de café de producto para todo el cuerpo de un adulto de talla normal.

    Los consejos básicos serían: renovar la aplicación a las 2 horas y después de cada baño, evitar las horas de máxima incidencia solar, entre las 12:00 h y las 16:00 h, emplear una fotoprotección mayor en los primeros días de exposición, extremar las precauciones en las partes más sensibles del cuerpo (cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines) y no olvidar proteger también labios y cabello".

    Con toda esta información ya nos podemos dar por enterados de qué es un SPF y el porqué es tan importante usarlo. 

    Estilo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios