Logo El Confidencial
sus dolencias pueden ser tratadas en la cárcel

La Audiencia de Sevilla también se opone al indulto de Ortega Cano

La Audiencia de Sevilla se ha pronunciado en contra del indulto solicitado por el torero por la gravedad de sus delitos y porque no se ha arrepentido

Foto: El torero José Ortega Cano en Sevilla. (I.C.)
El torero José Ortega Cano en Sevilla. (I.C.)

La Audiencia de Sevilla se ha pronunciado en contra del indulto solicitado por el torero José Ortega Cano por la gravedad de los delitos por los que ha sido condenado y porque no se ha arrepentido. Fuentes del caso han informado a Efe de que la Audiencia, en un dictamen remitido al Ministerio de Justicia, recoge además que las dolencias médicas que ha alegado el acusado puede ser tratadas en la cárcel y su posible indulto cuenta con la oposición razonada de la familia de la víctima.

El torero fue condenado por delitos de homicidio imprudente y contra la seguridad del tráfico por provocar en mayo del 2011 un accidente cuando conducía su vehículo todoterreno con una alcoholemia que triplicaba la autorizada en las proximidades de su finca en Castilblanco de los Arroyos (Sevilla), siniestro en el que falleció el conductor del otro vehículo, Carlos Parra.

Ortega Cano pidió ser indultado después de que fuese declarada firme su condena de dos años y medio de cárcel, pero su petición cuenta con la oposición de la Fiscalía, de la familia de la víctima y ahora de Sección Primera de la Audiencia, como tribunal que emitió la sentencia definitiva.

El tribunal recoge que el condenado no ha mostrado arrepentimiento pues insiste en su versión de que aquella noche no bebió alcohol y añade que la reparación del daño al indemnizar a la familia de la víctima no ha sido llevada a cabo por él mismo sino por la compañía aseguradora de su vehículo.

También la Fiscalía de Sevilla, en un informe firmado por la fiscal jefe, María José Segarra, se opuso a la medida de gracia por los hechos "gravísimos" que cometió el torero y porque sus cargas familiares o problemas de salud no son excepcionales. Según dicho dictamen, "el hecho de que se trate de una conducta imprudente, no por ello debe ser vista con mayor benignidad" pues ya el Código Penal prevé una pena "notablemente atenuada" para estos delitos.

La fiscal jefe recordó que Ortega Cano, al consumir bebidas alcohólicas antes de tomar su coche se puso "de forma consciente en situación de no controlar" sus actos, y eso pese a que la Dirección General de Tráfico lleva a cabo continuas campañas que "ilustran hasta la saciedad este gravísimo riesgo unido inexorablemente a la conducción bajo el consumo de bebidas alcohólicas". Tanto la Audiencia como la Fiscalía se oponen a que se reconozcan como motivo de indulto las cargas familiares alegadas, que no tienen ninguna excepcionalidad con respecto a las que presentan la mayoría de los penados, y sus problemas de salud, pues todas las prisiones españolas disponen de servicios médicos adecuados para tratarlas.

La familia del fallecido en el accidente también se ha opuesto a la petición de indulto porque la condena de dos años y medio de cárcel fue "benévola" y "blanda" y el condenado no ha mostrado "arrepentimiento alguno".

Fuentes judiciales han informado a Efe de que la Audiencia y los juzgados de Sevilla solo conceden el 1 por ciento de las solicitudes de indulto, que en los últimos años han registrado una progresión creciente desde las 183 peticiones del 2011, 360 del 2012 y las 447 del 2013.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios