Logo El Confidencial
entrevista

Palomo Spain, el diseñador que viste a Beyoncé: "La moda española necesitaba a alguien como yo"

La crítica de la industria fashion lo ha encumbrado como el último 'enfant terrible' de la moda española. Vanitatis se cita con él horas antes de su desfile en Madrid

Foto: Alejandro Gómez Palomo, el creador tras la firma Palomo Spain. (Foto: Noel Quintela)
Alejandro Gómez Palomo, el creador tras la firma Palomo Spain. (Foto: Noel Quintela)

Acceder al universo creativo de la firma Palomo Spain no es, ni de lejos, complicado. Basta con hacer un par de llamadas y su equipo de comunicación concertará una cita para charlar con el alma mater de esta marca, Alejandro Gómez Palomo (Posadas, Córdoba, 1992), el modisto español más solicitado del momento. Apenas faltan unos minutos para que este diseñador presente la que será su quinta colección: Hotel Palomo. Sentado frente a él, lo realmente difícil es dilucidar cómo con tan solo cinco propuestas en su haber ha recibido las loas de 'fashionistas' y el público más 'underground'. Parece que el maleno, formado en Diseño Masculino y Tecnología por la London Collage of Fashion, se ha erigido como el último ‘enfant terrible’ de la moda patria. O, al menos, así lo percibe la crítica especializada de medio mundo.

Dicen de él que es el nuevo John Galliano. Y algo del creador gibraltareño hay en la barroca apariencia de sus diseños. Sin embargo, él prefiere restarle importancia a la comparación: “Me parece demasiado aventurado; Galliano entendía a la mujer increíblemente bien y yo entiendo al hombre mejor que nadie”. Sin duda, el discurso de Gómez Palomo se tercia rotundo. Y más cuando procede de alguien cuya personalísima apariencia parece tan encantadora como atípica. El cordobés desprende un halo estético propio de los Almodóvar y McNamara de la Movida madrileña. Nada en su indumentaria resulta azaroso; aunque lo parezca. Calza unos mules de tacón y un ceñido pantalón de campana en color oro envejecido. La réplica a estas dos prendas la da una camisa estampada por cuyo cuello asoman casi una decena de colgantes y collares de perlas cuajados de abalorios. Porque, a pesar de su corta trayectoria, este joven de apenas 25 años busca convertirse en todo un referente de la estética 'genderless'; una suerte de moda fluida donde los chicos visten como chicas huyendo de etiquetas y roles socialmente impuestos.

El germen de todas estas inquietudes surge en la infancia. Gómez Palomo se crió en un pueblo del valle medio del Guadalquivir de apenas 7.500 habitantes y su pasión por la costura nace gracias a los desfiles televisados de maestros como Saint Laurent y de su pasión por crear vestidos para su nutrida colección de muñecas Barbie. “Descubrí que quería dedicarme a esto porque me gustaba crear prendas para ellas”, apunta. Una pasión que hoy traslada al entorno masculino con una singularidad tan pasmosa que no ha dejado de causar cierto revuelo hasta en los sectores más conservadores de la industria. “Busco vestir al hombre con libertad y lo hago siempre bajo la misma premisa; la de que Palomo Spain me vista a mí y a todos aquellos que están a mi alrededor”. Un entorno que muchos califican de nueva corriente estética: la de los palomos. Un concepto tan inusitado que solo es posible comprender cuando se presencia el ‘revoloteo’ de aquellos que componen la singular cohorte de familiares, amigos y modelos de los que se rodea el modisto.

A medida que avanza la tarde –y los minutos previos al show–, el ritmo de las personas que trabajan con Gómez Palomo resulta frenético. Un guirigay capaz de causar tanta fascinación como asombro para quien no conozca su universo creativo. Casi tanto como el inusual discurso que transmite el cordobés. El mismo que ha decidido hacer de su pequeño pueblo toda una base de operaciones con proyección internacional.

Uno de los diseños de la colección primavera-verano 2018 de Palomo Spain
Uno de los diseños de la colección primavera-verano 2018 de Palomo Spain

Londres, París, Moscú o Nueva York son solo algunos de los ‘palomares’ donde anidan ya sus prendas. “Tenemos clientes de todas partes del mundo, nuestra marca está presente en espacios como Opening Ceremony y hemos descubierto que el 95% de los clientes de nuestra tienda online son hombres”, explica. Cuesta comprender que sean precisamente ellos quienes se sientan atraídos por una estética que huye de los estereotipos. Hasta que irrumpe en la sala un joven rubio de casi dos metros con aspecto de efebo. Este valkirio es capaz de caminar con destreza sobre unos zapatos de tacón verde menta y ataviado, única y exclusivamente, con un slip de color carne y un batín de tul profusamente bordado con pedrería.

A pesar de su apariencia, nada en él parece desencajar. Me topo así con uno de los chicos que forman parte de su tribu y que tan bien encajan en esa corriente de la que hace gala: se trata, sin duda, de un palomo. Acto seguido, el modisto da un respingo de su asiento para, con un dominio del inglés impecable, explicarle por qué ha de tener cuidado con el cierre de la prenda a la hora de desfilar por la improvisada pasarela en que se convertirá el madrileño hotel Wellington al final de la jornada.

De Beyoncé a Miley Cyrus

Cuenta Gómez Palomo que lo intentó. Que probó suerte con su primera colección de prendas hechas para la mujer. Pero no salió. “En absoluto lo tomé como un fiasco; todo lo contrario. Pero si algo me quedó claro es que yo no diseño ropa para mujeres. Me identifico mucho más con el hombre y así lo proyecto”, apunta. Aunque la realidad y esa democratización del sello masculino de Palomo Spain haya llegado a seducir a la mismísima Beyoncé –quien eligió uno de sus diseños para presentar al mundo a sus dos mellizos– o a Miley Cyrus, que eligió un escueto vestido blanco para poner la nota estilística a su videoclip ‘Malibu’. “Es un halago que ellas hayan decidido llevar algunas de mis prendas ya que esto me lleva a pensar que unas piezas pergeñadas para ellos sean capaces de vestir a la mujer con libertad”, aclara.

Pero no solo de celebrities internacionales vive Palomo Spain. El cineasta Pedro Almodóvar se ha declarado un incondicional de la marca. Hasta tal punto que el manchego, cámara en ristre, realizó un reportaje fotográfico del taller del cordobés para la revista ‘Vogue’. Y es que los tentáculos de esta nueva corriente estética tiene, y mucho, de posmovida madrileña.

La actriz Rossy de Palma, el diseñador Alejandro Gómez Palomo y el cineasta Pedro Almodóvar durante la presentación de la colección 'Hotel Palomo'. (Cortesía)
La actriz Rossy de Palma, el diseñador Alejandro Gómez Palomo y el cineasta Pedro Almodóvar durante la presentación de la colección 'Hotel Palomo'. (Cortesía)

La vuelta a sus orígenes fue, sin duda, lo que animó a este joven a regresar a España tras seis años de formación en la capital británica. “De Londres me traje el poder de la individualidad a la hora de vestir y quería explotarlo aquí”, argumenta. Las vacaciones en su pueblo, la familia o los amigos le hicieron descubrir que nuestro país tiene una esencia difícil de encontrar en otros lugares del mundo. Y aún hay más. Ya que en su discurso también hay espacio para la crítica del sector 'fashion' español: “Los diseñadores españoles nos hemos sentido muy acomplejados por ser de aquí y el talento ‘made in Spain’ debe reivindicarse; es necesario que la industria escuche lo que hacemos desde aquí”.

Un modelo luce unos de los diseños de Palomo Spain para la próxima primavera-verano 2018. (Cortesía)
Un modelo luce unos de los diseños de Palomo Spain para la próxima primavera-verano 2018. (Cortesía)

A Gómez Palomo no le achanta el ascenso meteórico que ha experimentado. Con sus propuestas siempre ha perseguido un mismo objetivo: que la gente se pregunte quién es y qué ha venido a hacer por una industria que muchos han calificado de irrelevante. Él lo tiene claro: “Honestamente, creo que la moda española necesitaba a alguien como yo”.

Con estos mimbres, las aspiraciones y la ganas de dar un giro al sector mantienen viva la llama entre un público compuesto por críticos y fanáticos de su firma. Una estela que es capaz de percibirse durante su último show. Un desfile capaz de congregar a cientos de personas en tres de las salas más grandes del madrileño hotel Wellington ávidos de empaparse de la personalísima factura que ofrece su marca. Un espectáculo capaz de recibir la ovación de esos asistentes que quieren disfrutar de unas propuestas tan divertidas como irreverentes cuyos protagonistas no solo son decenas de palomos ataviados con prendas ‘genderless’, sino de aquellos que hoy miran con cierta nostalgia los años 80 como son Rossy de Palma o Samantha Vallejo-Nágera.

Y con su quinto desfile, Palomo Spain sigue fiel a sus orígenes: los de conseguir que la moda masculina vuele en libertad. La vista quien la vista. “Solo tengo una cosa clara: pongo mucho esfuerzo en lo que hago y quiero conseguir que mi ropa sea todo un canto a la individualidad, sin estereotipos ni clichés”, concluye.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios