Es noticia
Menú
Los responsables del complot contra Abdalá de Jordania, condenados a 15 años de cárcel
  1. Casas Reales
COMPLOT REAL

Los responsables del complot contra Abdalá de Jordania, condenados a 15 años de cárcel

El príncipe Hamzah, hermano del monarca, sigue en arresto domiciliario, pero se ha librado de ser procesado por haber jurado lealtad a Abdalá días después de que se descubriese el complot

Foto: El rey Abdalá de Jordania, en una imagen de archivo. (Reuters)
El rey Abdalá de Jordania, en una imagen de archivo. (Reuters)

Tres meses después de que Jordania se situara en el foco de la atención mediática, el país y su monarquía vuelven a los titulares. El pasado abril se producía un auténtico terremoto al conocerse que un grupo de hombres se había organizado para intentar derrocar al rey Abdalá. El asunto se atajó antes de que pusieran en peligro su reinado, pero, por supuesto, para los implicados en ese complot -entre los que estaba el propio hermano del monarca, el príncipe Hamzah- hubo consecuencias. La más grave, la condena de quince años de prisión para dos de los responsables.

Quizá conviene mencionar que en Jordania se prohibió a la prensa que hablase sobre este asunto, por lo que los medios del país, que serían la fuente más cercana a todo lo que está pasando, no dan datos sobre este caso. Ha sido sobre todo la prensa británica y estadounidense la que ha ido recogiendo en estos tres meses las diferentes novedades sobre este intento de derrocamiento del rey Abdalá. La última, precisamente el juicio a puerta cerrada que comenzaba el pasado mes de junio en la capital jordana, Amán, y que ha durado más de tres semanas.

placeholder El rey Abdalá, en una imagen reciente. (Reuters)
El rey Abdalá, en una imagen reciente. (Reuters)

Los dos condenados son Bassem Awadallah, un exenviado a Arabia Saudita y exasesor del príncipe heredero, y Sharif Hassan bin Zaid, un primo del rey. Ambos eran procesados como principales imputados en el intento de complot contra el monarca hachemita. Las principales pruebas que presentaba la acusación han sido, según recogió en su momento el diario 'The Guardian', una serie de escuchas telefónicas, en las que se oía a estas dos personas, a su vez ayudantes del príncipe Hamzah, solicitando promesas de lealtad en su nombre a parte de los líderes tribales y algunos oficiales militares.

Estas conversaciones tuvieron lugar en marzo, durante un periodo de tres semanas. Un tiempo en el que, según los funcionarios que destaparon el plan y lo detuvieron, el príncipe Hamzah habría intentado reunir el apoyo para llevar a cabo lo que han llamado un 'complot sedicioso'. Fue la palabra 'mubayaa' -algo así como un juramento a un califa o monarca- la que puso a los servicios de inteligencia sobre la pista, al mismo tiempo que el Gobierno de Estados Unidos también lanzaba una señal de alarma a Jordania, después de que Bin Zaid se acercara a un diplomático estadounidense solicitando apoyo para el ascenso al trono del hermano del Rey.

placeholder El rey Abdalá y su hermano Hamzah, en una imagen de archivo. (Getty)
El rey Abdalá y su hermano Hamzah, en una imagen de archivo. (Getty)

Después, los funcionarios de inteligencia habían interceptado varias llamadas que también parecían buscar lealtad: "Nuestro hombre ha tomado la decisión de moverse, ¿juras lealtad?", se podía escuchar, en supuesta alusión al hermano del monarca. Durante el juicio de tres semanas, el tribunal impidió que la defensa llamara a testigos, incluido el príncipe Hamzah. El resultado del proceso han sido 15 años de cárcel para Bassem Awadallah y Sharif Hassan bin Zaid, y otro año para Sharif Hassan, un empresario jordano en el complot y que ha sido condenado a un año de prisión por posesión de drogas.

Así, finalmente, el único que se ha librado de ser juzgado ha sido el príncipe Hamzah, hermano del rey Abdalá y anterior príncipe heredero, antes de que el monarca designara a su hijo para este papel. El motivo por el que no ha sido procesado es que, días después de su detención, se arrepintió públicamente y juró lealtad al rey. Unas condiciones, eso sí, que no le han eximido de seguir bajo arresto domiciliario e incomunicado, tal y como han apuntado estos días los medios de Reino Unido que han recogido la noticia de la sentencia.

Ni siquiera la reconciliación pública que los dos hermanos escenificaban frente a la tumba de Abdalá I unos días después le ha servido a Hamzah para cambiar su situación de arresto, que ya denunciaba en su momento su madre, Noor de Jordania.

Tres meses después de que Jordania se situara en el foco de la atención mediática, el país y su monarquía vuelven a los titulares. El pasado abril se producía un auténtico terremoto al conocerse que un grupo de hombres se había organizado para intentar derrocar al rey Abdalá. El asunto se atajó antes de que pusieran en peligro su reinado, pero, por supuesto, para los implicados en ese complot -entre los que estaba el propio hermano del monarca, el príncipe Hamzah- hubo consecuencias. La más grave, la condena de quince años de prisión para dos de los responsables.

El redactor recomienda