Es noticia
Menú
Así ha cambiado Ana Milán a sus 48 años: de su foto de bebé a los locos años 90
  1. Famosos
FELICIDADES

Así ha cambiado Ana Milán a sus 48 años: de su foto de bebé a los locos años 90

A la alicantina la hemos visto en numerosas series y películas, pero su momento más viral tuvo lugar durante el confinamiento

Foto: Ana Milán. (Getty)
Ana Milán. (Getty)

Nacida el 3 de noviembre de 1973 en Alicante, a Ana Milán el confinamiento le vino de perlas. Aunque suponemos que tendría momentos de soledad y bajona, como todos los que pasamos aquellos meses de aislamiento obligado, la actriz supo ver la botella medio llena, hacer de su capa un sayo y convertirse en la reina de las redes gracias a sus directos, sencillos pero efectivos.

Ana Milán desplegó esa personalidad arrolladora que ya habíamos podido apreciar en su paso por series como ‘Física o Química’ y ‘Cámara Café’, pero fue durante las confesiones que la actriz expuso ante sus fans en la fase más dura del confinamiento cuando mucha gente descubrió su naturalidad y su sentido del humor inteligente, irónico y, a veces, incluso con un puntito de cinismo.

La mayoría de las historias (si no todas) que contaba estaban basadas en experiencias propias que la actriz compartía y que a mucha gente le llegaron por su frescura, por su ingenio y por su desparpajo. Hoy esta actriz alicantina aunque afincada en Madrid desde hace tiempo cumple 48 años y le echamos un vistazo a su Instagram para ver cómo ha cambiado (y ya avisamos que hay algunas que reflejan perfectamente que lo suyo viene de atrás).

Primera parada: la infancia

Con los ojos muy abiertos, con esa carita de estar atenta a todo lo que pasa y con la lengua fuera. Así se dejaba retratar por primera vez la actriz y así lo recordaba ella casi medio siglo después, pero reconociéndose en lo que veía: “Entre las dos fotos han pasado 47 años. La misma manía de sacar la lengua en las fotos. La misma manía de intentar buscar la felicidad y celebrar cada triunfo. La misma debilidad por el merengue de fresa y las tostadas con mantequilla. La misma capacidad de bailar cualquier música. Y de cicatrizar bonito. No soy la misma, pero soy igual”.

Si rebuscamos un poco más en el origen primigenio de la imagen recortada de la izquierda, veremos que en realidad era una foto coloreada de otra que se tomó en blanco y negro junto a su madre. “Cuando no existían las Top Models ni los selfies yo ya sacaba la lengua para posar. ¡Así que un respeto! Y mi madre... tan bella... (ay)”, escribe la actriz junto a la fotografía en la que aparecen las dos juntas.

Esa foto se volverá a repetir varias veces y siempre con mensajes emotivos de Ana hacia su madre, a la que se sentía muy unida hasta su fallecimiento: “Me gustan tus manos sujetándome. Con toda la delicadeza. Solo con la fuerza necesaria. Me gusta tu nariz perfecta y tus ojos que jamás juzgaban. Hoy es mi primer día de la madre sin ti. Y me gustaría que fuese mentira. Aunque solo fuese una vez más…”.

“Hace 36 años de esta foto. Y tengo todo aquello con lo que soñaba. Y más…”.

La posadolescencia y juventud

“La Ana de 20 años sujeta por la Ana de 47. La primera hubiera flipado con lo que la vida le tenía guardado. La segunda está flipada y deseando ver qué más hay por ahí…”, escribía la actriz hace unos meses. Y con toda la razón.

Seguramente, si alguien le hubiera contado a aquella Ana veinteañera que en un futuro tendría su propia serie basada precisamente en aquellos vídeos que la viralizaron en 2020. ‘By Ana Milán’ fue un éxito desde antes de que se estrenara, y esa buena acogida ha propiciado una segunda temporada, y quién sabe si habrá más entregas. Mientras, la actriz sigue haciendo camino: lo mismo es la cara para promocionar turísticamente Puente Genil que hace de jueza en ‘Veo cómo cantas' o de concursante en 'MasterChef Celebrity'.

Y por el camino, un montón de retos profesionales y personales para esta mujer que se define como ‘mediterránea’ y a la que mucha gente en las redes define como “ser de luz”. Este post refleja muy bien cómo era entonces y lo que sabe ahora: "Tenía 20 años y no tenía ni idea de la cantidad de risas, aventuras, conciertos, amores, sorpresas, carcajada, bailes y lágrimas que me esperaban… (Y menos mal, porque me hubiera dado un terententén)".

Los 90 y más allá

Nos ha costado mucho encontrar alguna imagen puente entre sus años de niña risueña y los de mujer adulta (e igual de risueña, porque eso no se le pasa). De hecho hemos tenido que falsear un poco aquella estampa de la Ana de los 90, con boinas, camisas estampadas y vaqueros hasta los sobacos, gracias a esta imagen de su serie en la que se recreaba aquella época. “Los noventa no fueron buenos para nadie, ni para Britney ni para nosotros”, escribía.

Aunque en realidad era más como la vemos aquí, haciéndose la línea del ojo.

Ana, la de las mil caras

Mirando la vista atrás, Ana puede volver a decir lo que ella misma escribía en uno de sus posts: que le quedaba mucho por vivir, por andar, por interpretar y por mutar. Pero de todas las Anas posibles, la que más le gusta a ella es esta de Ana Bergman.

Nacida el 3 de noviembre de 1973 en Alicante, a Ana Milán el confinamiento le vino de perlas. Aunque suponemos que tendría momentos de soledad y bajona, como todos los que pasamos aquellos meses de aislamiento obligado, la actriz supo ver la botella medio llena, hacer de su capa un sayo y convertirse en la reina de las redes gracias a sus directos, sencillos pero efectivos.

Alicante
El redactor recomienda